La solterona y su testamento – Chiste

Una vieja solterona consulta a un abogado para hacer su testamento. El abogado le pregunta:

“¿Cuáles son sus propiedades y cómo desea distribuirlas en el testamento?”

“Aparte de los muebles, tengo una cuenta de ahorros de 50,000 dólares”.

“¿Y qué piensa hacer con el dinero?”

“Bueno, yo he vivido una vida muy recluida. La gente del barrio no saben ni quién soy yo. Me gustaría apartar 45 mil para el funeral”.

“Muy bien, pero, dígame, ¿qué piensa hacer con los otros US$ 5,000?”

“Pues como nunca me he acostado con un hombre, quiero usar el resto del dinero conseguir un hombre que se acueste conmigo. ¿Usted cree que me pueda conseguir a alguien?”

Esa noche, cuando el abogado le contó a su esposa la petición tan rara que había hecho su nueva clienta, la esposa le insinuó lo mucho que podrían hacer con los 5,000 extras. Después de convencerlo, acordaron que él iba a ganarse ese dinero, no sin antes advertirle:

“Te voy a llevar a la casa de la solterona mañana tempranito, y te voy a esperar a que termines”.

La mañana siguiente, la mujer lo llevó a la casa de la solterona y lo esperó. Pasaron tres, cinco, seis horas y como el esposo no salía, la mujer, desesperada, comenzó a tocar la bocina del auto. El esposo se asomó por la ventana y le gritó:

“¡Ven a buscarme mañana, ya la convencí de que la entierren en una fosa común!” 

Risa
😆

Deja un comentario

Pin It on Pinterest