El geek y la Rana

Un día, un geek estaba cruzando una carretera cuando una rana le llamo y le dijo “Si me besas, me convertiré en una hermosa princesa”.

Se agacho, recogió la rana y se la puso en el bolsillo.

La rana hablo de nuevo y dijo “Si me besas y me conviertes en una hermosa princesa, me quedare contigo durante una semana”. El geek saco la rana de su bolsillo, sonrió y la devolvió a su lugar.

Entonces, la rana grito “Si me besas y me conviertes en princesa, me quedare contigo y haré lo que quieras”.

Nuevamente, el geek saco la rana, sonrió y la volvió a meter en el bolsillo.

Finalmente, la rana pregunto:
– Pero bueno, ¿qué pasa? Te he dicho que soy una hermosa princesa, que me quedare contigo una semana y que haré lo que quieras. Entonces…¿por que no me das un beso?

– Mira, yo soy un geek. No tengo tiempo para una novia, ¡pero una rana que habla…. eso si no lo dejo ir…!.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest