Una propina de 250,000 libras

Esta es la historia de Don Pratt es un ex-taxista de 65 años ya que la última propina que recibió fue de 250,000 libras esterlinas (unos 370,000 dólares norteamericanos) con lo cual obviamente piensa retirarse.

Esta generosa propina llego de Mary Watson, una cliente habitual  a quien sirvió durante 20 años. Don ha contado que la Sra. Watson  siempre le dejó buenas propinas  y que la llevó todos los días en su taxi hasta que se mudó a un asilo hace un par de años, pero que en cierta ocasión le comentó que cuando muriera se acordaría de él y ahora todos sabemos que así será.

En su testamento Mary Watson dejó todos sus bienes a Pratt incluyendo el pequeño apartamento donde vivía y sus ahorros.

No se ustedes pero esto inspira a tratar mejor a nuestros clientes, ¿no es así? 😆

Visto en: SWNS

Deja un comentario

Pin It on Pinterest