Seleccionar página

Hay publicidad que es muy sincera con sus productos y otras que atrapan por la misma y al final el producto es una porquería, la siguiente foto es una muestra de que no se engaña al consumidor con un toque de picardía mexicana.

Estoy seguro que los comensales no se sentirán timados y sabrán realmente en que invirtieron su dinero 😆

Pin It on Pinterest