Seleccionar página

  1. No iniciarás como root.
  2. Usarás el gestor de paquetes todo lo posible.
  3. Serás parte de una comunidad.
  4. Leerás la documentación y manuales.
  5. Usarás el sistema de soporte.
  6. Buscarás.
  7. Explorarás.
  8. Usarás la línea de comandos.
  9. No intentarás recrear Windows.
  10. No te darás por vencido.

Pin It on Pinterest