31-12-2019

¿Y qué les digo?, De nuevo soy yo.

Dos años casi del último post… ¡Wow!, no hay ningún pretexto, solamente que mis prioridades han cambiado, si bien este blog nunca fue un proyecto que estuviera dentro de mis prioridades, le tenía un gran cariño debido a que era en parte una terapia para mi (si, un punto de escape para “mi realidad”) y porque lo leían (y espero que aún lean) personas que son muy importantes para mí, en fin, no quiero alargarme en el intro de este post (Que amenaza ser muy largo) pero era importante poner esto.


Con la efervescencia de las redes sociales los “Blogs” dejaron de tener el centro de atención de muchos, YouTube, Facebook, Twitter, Instagram y similares han acaparado en su mayoría la audiencia de la web y yo he sido víctima un poco de eso, mi mayor tiempo “en línea” lo he dedicado a ellas y he crecido con seguidores (por cierto ¿ya me sigues en redes? Del lado derecho están mis perfiles —> si, ahí) y el contenido que solía publicar por acá (videos, rolas, anécdotas, fotos y todas esas cosas padres) andan por allá ¿Evolución de la red? tal vez, pero siempre me queda la nostalgia de este proyecto que tantas satisfacciones me trajo y heme aquí.

Muchas cosas han pasado en estos dos años, algunas cosas ya lo saben, algunos proyectos nuevos, nueva vida, nuevo trabajo, nuevas ocupaciones, gente nueva en mi vida y gente que por desgracia ya no está conmigo, cosas difíciles también, en estos dos años me pasaron cosas muy difíciles al grado de quedarme casi en la calle (no literalmente, pero perdí todo lo que tenía como patrimonio), una montaña rusa de emociones y de cosas que a lo mejor les contaré próximamente.

De las cosas positivas son dos proyectos que han crecido gracias a Dios, uno se llama 23gra2 (vayan corriendo a escucharlo) y Prozati.com que poco a poco ha ido creciendo y va evolucionando en lo que creo que convertirá en algo que ocupará casi todo mi tiempo (estén pendientes 😉 ), conocí gente maravillosa con la que pude compartir una de las cosas que más me llena que es tocar, si, nuevamente volví a agarrar un instrumento musical, y derivado de ello han salido algunos otros proyectos, la música fue el pretexto perfecto para salirme de mi burbuja y darme cuenta que hay mucho más afuera que en “mi pequeño mundo”.

Bueno ¿y por qué regrese a escribir por acá?, la culpa la tiene una hermosa amiga, que si bien ya tenemos tiempo de conocernos, estos últimos meses nos hemos acercado bastante, ella no tiene ni idea de que es la culpable de que vuelva a tomar el teclado por acá (y si, eres tú Chess 😛 ), la historia se las debo porque si no haría muy largo este post pero chamaca linda, gracias a Dios por ser tú y por recordarme muchísimas cosas por las que debo de seguir adelante, por aceptar ser parte de algunas de mis locuras (las cuales obviamente aparecerán por acá) y por ser un instrumento para desempolvar muchas cosas que estaban en mi mente y recordarme tantas cosas que había dejado en el olvido, sé que algunas ni te imaginas (como lo de este blog), pero no quería pasar la oportunidad de ponerlo por acá, donde hay tantas cosas importantes en mi vida y quiero que sepas que tú eres una de ellas, de nuevo: “Gracias por tu amistad, ¡Te Quiero Mucho!”

Y ya para acabar con el choro, pero de los más importante en este post, un último agradecimiento, a la mujer de mi vida, a la que durante mi existencia marco, ha marcado y marcará lo más importante de mi vida, mi “fan número uno”, mi mejor amiga, mi cómplice de sueños, travesuras, aquella que me apoya aunque no entienda nada de lo que hago, la que pese a que hemos pasado por momentos muy difíciles, sigue confiando en mí y creyendo en mí, aquella que aposto todo por amor y que sigue apostando a él, gracias Noemí por darme el privilegio de despertar junto a ti cada mañana, por aguantar a este que pese a todos sus defecto te ama demasiado y porque sin ti mi vida seguramente se hubiera ido al carajo. Te amo mucho y gracias por demostrármelo día a día en esas cosas “pequeñas” que parecieran que son “insignificantes”, pero que son parte de todo esto que es una vida llena de amor y felicidad que contigo por fin he encontrado. Gracias a Dios por aquel 4 de agosto de 1994 donde nació esta historia y se sigue escribiendo.

Y si, siendo una persona que odia las tradiciones, sigo con una, normalmente suelo terminar con una frase para terminar estos posts de fin de año, así que ¿por qué no?:

“Si tienes tiempo para quejarte de algo, también tienes tiempo para solucionarlo”

Menos quejas, más acción ¿no lo creen?


Jefe… ya entendí, vamos a darle con todo a todo esto.

Nos leemos amigos, sigo vivo y más que nunca.

Read More

¿Inicio o Fin de Año?

Les comparto algo de un proyecto que hace un poco más de un año estoy produciendo y con ello anuncio la “resurección” de este Blog (si, lo se, un año sin escribir), pronto algo nuevo en este sitio, mientras tanto:

 


¿Por qué esperar una fecha “especial” para poner metas, hacer propósitos y dar buenos deseos?

Guión: Zamson García

Voz: Zamsón Garcia

Edición, Producción y Post-Producción: ProZATI.com

 

¿Quieren sabes más de este proyecto?, acá lo pueden conocer: www.23gra2.com

Read More

31-12-2016, Sigo aquí.

A ver ¿cómo era esto?… ¡ah!, cierto…

La verdad no tenía pensado escribir nada, de hecho, regresar a escribir en mi blog era algo que quería hacer en estos días, pero sin aventarme el choro se siempre, pero al revisar los recuerdos en el “cara-libro” la verdad me entro un poco de nostalgia y en entraron ganas de hacerlo de nuevamente, durante 7 años escribí algo cada fin de año, pero en los últimos dos años le había restado atención a este espacio, entonces lo decidí: “Es hora de volver al teclado”.

Ya saben mi postura respecto a estas fechas, conocen la peleado con lo que estoy con conmemorar fechas, pero más que escribir por ser fin de año, el tener abandonado este proyecto me lleno de nostalgia, es algo que me hace falta, si bien hay mucho proyectos nuevos que he iniciado – que en próximos días los pondré al día – este blog al ser uno de los primeros que inicie en internet (hace ocho años ya) pienso que ya es hora de retomar el ritmo y echarle más ganas aún de como comenzamos.

Las cosas solo han mejorado en mi vida, si hay muchas cosas que trabajar, muchas que arreglar y sobre todo muchas que agradecer, pero se que el camino que he elegido es el correcto, ahora solo resta seguir en este y hacerlo de la manera correcta.

Una publicación más, un párrafo, una frase, un video, una imagen… es hora de regresar.

Y para no perder la costumbre en este día, algo que hice durante 7 años, les dejo esto:

 

“La pasión por lo que haces te hará entender que los límites son mentales.”

 

No más límites, es hora de poner orden a mi mente.

 

Lindo día, sí, estoy de regreso.

Read More

Séptimo Aniversario – A siete años de M.P.B.

 

Siete años…

vela-del-cumpleaños-7-6452055

 

Hoy si puedo decir: “¡Qué rápido pasa el tiempo!”, ha sido un año que se me fue rapidísimo, siete años ya desde mi primera publicación y mucho por hacer, nuevamente cambio de diseño, ya llevaba 5 años sin cambiar de “look” y pues esta vez pese a tener poco tiempo me di el espacio para hacerlo, espero que les guste Winking smile, todavía hay detallitos en el formato pero en unos días quedara al 100.

Cada año me tomo el tiempo de revisar las publicaciones de cada aniversario y con mucho gusto veo el avance en mi manera de escribir, en los problemas que he superado, en mi forma de ver la vida, en fin… puedo con gusto decir que ha sido para bien y seguiré por ese camino.

Como ya lo he mencionado este blog ha sido uno de los proyectos de los cuales he recibido muchas cosas y le tengo mucho cariño, el no poder escribir como antes es algo que extraño mucho, espero pronto poder retomar ese ritmo.

Seis, Cinco, Cuatro, Tres, Dos, Uno… vamos bien… vamos por más.

Gracias nuevamente por el tiempo que ha dedicado a leer lo que publico y gracias una vez más por un año más.

Screen shot 2011-11-06 at 9.37.42 PM

Read More

38 años… ¡vamos bien!

Ya una tradición en este blog…

38

No me gustan las tradiciones, de hecho trato siempre de pasar de largo con ellas, sin embargo confieso que cada que se acercan ciertas fechas en mi blog, comienzo a pensar en que escribir (¡Qué ironía! ¿no creen?), el llamado “proceso creativo” comienza a fluir, esta vez no fue la excepción sin embargo en un momento algo hizo que dejara todo eso en un borrador,  y en los primeros minutos del 17 de octubre de 2015, estás líneas son lo único que quiero plasmar.

Por muchas razones, retomo la frase del post que escribí ayer:

 

Hoy solo es un día más.

 

Solo comienzo un año más de vida, gracias a Dios siempre hay un motivo para celebrar, hoy es el día y mañana también, hoy solo es un día más.

Read More

Solo un día más…

Quitando el polvo del teclado… 1,2,3… ok…. va…

red-circle-mark-on-the-2

 

Se cumple un día más, un mes, un año, un lustro, una década… el tiempo no pasa el vano reza el dicho, hace un año mi papá se graduó de esta vida, hace un mes intentaba arreglar algunas cosas que había dejado atrás, hace siete años intente que en este día naciera este blog y no fue sino hasta 17 días después que sucedió.

Muchos proyectos detenidos por decidía, porque no tenían pies ni cabeza, porque no es el momento, porque me falta prepararme o ganas de realizarlo, algunos tal vez no lleguen a concretarse…

¿Ya esta tomando un tono pesimista este post?, es así como muchos de nosotros tendemos a caer en la autocompasión, la reflexión puede llevarnos por distintos caminos, depende de notros decidir que camino tomar, ¿Qué camino decides tomar? un pregunta que tratamos de eludir y más que evitar la pregunta, tratamos de “hacernos patos” y no responsabilizarnos de nuestras decisiones, hoy es un día más y simplemente tu y yo somos responsables de como terminara, independientemente de las circunstancias que sucedan a nuestro alrededor.

No importa la fecha, no importan las circunstancias, solo yo tengo el poder de decidir como terminará el día y podrás darle el tono que quieras a esta famosa expresión:

 

“Hoy solo es un día más”

 

… y te aseguro, que habrá muchos más.

Read More

Pin It on Pinterest