Aquí, estoy

Así es, de nuevo  a las andadas.

Mucho tiempo para pensar, una gran lista de términos que describirían este tiempo de ausencia… por fin amigos, el cansancio anímico me dio con todo, el físico lo he podido superar, pero el anímico… que decir, nunca me había pegado tanto.

Debo confesar que muchas veces quise tirar la toalla, como saben aprendí ya a no dejarme caer y el ánimo siempre ha estado presente, nuevamente he tenido que renunciar a muchos sueños y proyectos, aprender a aceptar la edad que tengo y que ya el tiempo esta cobrado su factura, aprender… así es, a hacer lo que hace mucho no hacía: APRENDER.

Es difícil no ver atrás, se extrañan muchas cosas y como antes les había dicho, es difícil renunciar a mis sueños tan queridos, duele no lo niego, pero confió que será lo mejor.

No saben lo nostálgico que me he puesto al escribir estas líneas, muchos recuerdos y momentos difíciles… pero eso ya paso, y es hora de ir hacia adelante.

Por el momento término este Post, mañana es un día muy especial para mí y por supuesto que habrá post contándoles el chisme, he vuelto y como dice un programa de T.V. que me encanta:

Por hoy, nadie lo puede evitar

Guiño

Deja un comentario

Pin It on Pinterest